Tienda online de


En stock

4.90 €

número de revista   4.90 € Revista Verde Teruel
Comparte
Modos de pago Servicaixa, Visa, Visa Electrón y Mastercard

Pueblo: La Iglesia del Cid.

Patrimonio: La Semana Santa de Sarrión

Monográfico: El período reproductor en el mundo de las aves.

Turismo activo: Segway en la Sierra de Albarracín.

Un alto en el camino: Mas del Rei.

Fin de semana: Por la ventana. Las ventanas de la Comunidad de Albarracín.

Gastronomía: Hotel Restaurante Guadalope. Alcañiz.

De otro tiempo: Museo Minero de Utrillas.

Turismo activo: BTT. Santurario de la Virgen de la Estrella. Mosqueruela.


EDITORIAL

Ya estamos de nuevo entre nuestros lectores. Hace poco que ha comenzado la primavera, atrás hemos dejado un invierno como los que ya no se recordaban, frío, nieve y mucho viento, pero  seguro que los más mayores recuerdan inviernos más gélidos, con más nieve y más viento.


Ahora lo que nos interesa es, esa primavera que acaba de comenzar y, que verde Teruel quiere presentar con esta nueva entrega. La portada de este número invita a salir al campo, disfrutar de los colores que nos ofrece la primavera; y es lo que nos permite el segway. A través de este medio de transporte, impulsado por electricidad, sin apenas esfuerzo, nos podremos desplazar por paisajes repletos de encanto.


En cuanto a la gastronomía, qué decir del hotel restaurante Guadalope. Nos ofrece unos platos cuidadosamente preparados, plenos de sabor y color, aprovechando los productos del terreno. Además podemos degustar diferentes tapas, siendo una de ellas galardonada con el primer premio a la tapa de SIDMED.


La primavera nos depara más sorpresas y, una de ellas es el canto de los pájaros, es pues la estación propicia para el apareamiento de la aves. Jonathan, nuestro colaborador, ha sabido plasmar con sus fotografías ese momento: apareamiento, alimentación, construcción de nidos, cortejo, así como diversos cantos que emiten las aves para mostrar su presencia y llamar la atención de su pareja.


No menos curioso es la visita al museo minero de Utrillas. Allí podemos observar y aprender sobre ese mundo tan fascinante como fue la minería turolense en la zona de las cuencas mineras: máquinas, vehículos, utillajes. Una serie de paneles nos explican los diferentes tipos de carbón existentes, así como su formación.


El fin de semana lo proponemos por la sierra de Albarracín, pero en este caso es una visita por los pueblos para fijarnos en la diversidad de sus ventanas y la forja de sus rejas. Un estudio sobre la ventana que merece la pena ver in situ.


Tanto son las ganas de salir, que también necesitamos un lugar para descansar, y si puede estar en la naturaleza, mejor. Mas del Rei, una antigua masía rehabilitada, en medio de la naturaleza, pero cerca de la civilización. Aquí encontraremos el descanso que necesitamos, paseos, biblioteca con diversidad de libros, y nada de televisión, pues los propietarios han querido transmitir esa idea de desconexión de la vida ajetreada.


También para los más activos hay una ruta en bicicleta de montaña que partiendo de Mosqueruela nos guía hacia la ermita de la Virgen de la Estrella, rincón espectacular, con cierto halo enigmático; igual que la propia ruta con sus paisajes y escarpadas montañas. La recomendamos.


Ya para terminar, visitamos la villa de La Iglesuela del Cid, municipio del Maestrazgo turolense y frontera con Castellón. Cuenta con un casco histórico espectacular, en el que la plaza de la iglesia y las casas solariegas que la rodean, dan una aspecto nobiliario que nos traslada a otra época. Precioso es también, el paisaje de piedra seca que rodea a la población. Así como una excursión a la ermita de la Virgen del Cid (la única de España con esa toponimia). No nos dejará de sorprender una visita guiada, por la guía local (Mirella, que demuestra pasión por la villa), que nos dejará plenamente satisfechos.