Tienda online de


En stock

4.90 €

número de revista   4.90 € Revista Verde Teruel
Comparte
Modos de pago Servicaixa, Visa, Visa Electrón y Mastercard

Pueblo: Monroyo.

Turismo activo: Vía Verde de La Puebla de Valverde a Sarrión.

Monográfico: El aceite de oliva del Bajo Aragón.

Turismo activo: BTT por la Sierra de Gúdar. De Teruel a Fortanete.

Fin de semana: Piscinas naturales. LLedó.

Gastronomía: Mesón Rufino. Teruel.

Un alto en el camino: Parador de Turismo. Alcañiz.

Patrimonio: Museo de las Guerras Carlistas. Cantavieja.


EDITORIAL

El mundo está en eterno cambio, cambiamos de estación, de moda, de estilo, de trabajo, de casa, de perfume… Siempre lo que cambia es porque es mejorable o porque llega a cansar a quienes lo están disfrutando, sin embargo, hay otras cosas que no cambian. Entre ellos podemos contar a algunos de nuestros paisajes que permanecen, como tocados por la mano de la perfección, durante años y años.


En este número verdeTeruel, cual compañía de ultramarinos, les congela unos instantes y paisajes para que ustedes los degusten cuando quieran con toda la comodidad de su casa, pero siempre acompañados de las interesantes instrucciones que les permitirán cocinarlo usted mismo y disfrutarlo en primera persona si se acercan hasta Teruel.


Sin más dilación les vamos a presentar el menú de esta carta de delicatessen: en la sección de Pueblos tienen a Monroyo; un municipio ubicado en la comarca del Matarraña, en donde la piedra es el material más utilizado para la construcción y el estilo medieval, entre el románico y el gótico, el más popular. Les aseguro que es un entrante bien sabroso. Sin salir de esta comarca podemos acercarnos hasta las piscinas naturales de Lledó, en donde el río Algás ha dibujado una alberca a su gusto en donde darse un chapuzón y disfrutar de un paisaje no está limitado, además por ninguna valla que nos estropee la instantánea.


Otro reportaje sin barreras es el que nos lleva por la Vía Verde de La Puebla de Valverde a Sarrión, guiados por nuestro colaborador Miguel que va en silla de ruedas. Otra perspectiva desde la que ver la naturaleza y el deporte que no queremos pasar por alto. En esta misma comarca también nos perdemos sobre ruedas, en esta ocasión montados en BTT hacemos un recorrido por la sierra de Gúdar, paisaje siempre interesante, tanto en verano como en invierno que en esta ocasión vivimos a golpe de pedalada.


Tanto trajín nos ha dejado exhaustos, lo mejor va a ser parar a descansar en el Parador de Turismo de Alcañiz, el castillo calatravo de la localidad, que controla toda la perspectiva, sigue resguardando a sus más insignes viajeros, custodia piezas antiguas y está decorado por frescos antiquísimos. Parece tener, aún, como banda sonora, el cantar de gesta de un trovador.


Este interesante menú no lo sería tanto si no tuviese historia, pasado como el que nos cuenta el Museo de las Guerras Carlistas de Cantavieja, luchas por el poder, por mantener una estructura económica, destrucción, muerte y leyenda que se ha forjado en las calles y los montes del Maestrazgo turolense.


Y cómo no, tampoco debe faltar una suculenta gastronomía, deliciosos bocados como los que nos sirve el Mesón Rufino de Teruel, donde la vanguardia y la tradición van de la mano en perfecta armonía.


Y aderezando todo esta apetitosa carta de temas, el monográfico, dedicado al aceite del Bajo Aragón en donde podrán aprender cómo se elabora este néctar, las características del árbol que cría las aceitunas y otras curiosidades que les darán otra perspectiva al morder una rebanada de pan untada en aceite.