Tienda online de


En stock

4.90 €

Comparte
Modos de pago Servicaixa, Visa, Visa Electrón y Mastercard

Pueblo: Molinos.

Monográfico: Aves migratorias.

Senderismo: Peñas Royas.

Viviendas de turismo rural: Casa Sierra Alta. Casa La Carpintera

Fin de semana: El paseo fluvial del Guadalope y la Estanca de Alcañiz.

Un alto en el camino: La Parada del Compte.

Fauna turolense: Lagarto ocelado. Flora turolense: Sabina Albar.

Gastronomía: Restaurante ARSE. Híjar.

De otro tiempo: Museo de la Trashumancia de Guadalaviar.

Patrimonio: La iglesia de San Pedro. Teruel.


EDITORIAL

En este número seguimos fijando la vista en parajes desconocidos por unos o habituales para otros. Nos detenemos en Molinos, un pueblo que llama la atención por sus calles en pendiente y la construcción de los edificios aprovechando las terrazas, sin pasar por alto la artística iglesia de la localidad o las Grutas de Cristal que tanta fama han dado a este pueblo. Nos acercamos a las aves migratorias con un monográfico realizado por Jonathan Díaz, un fotógrafo de fauna salvaje reconocido a nivel nacional y oriundo de la provincia de Teruel, un nuevo colaborador que nos acerca a la vida animal de altos vuelos y largas distancias. Disfrutamos con los recuerdos y las enseñanzas que nos aporta el Museo de la Trashumancia de Guadalaviar, acercándonos a la vida de los pastores que recorren la Península Ibérica buscando buenos pastos para sus ganados. Paseamos por unas zonas llenas de encanto cerca de Alcañiz, como son el paseo fluvial del río Guadalope y la Estanca, unos lugares agradables donde se puede merendar o leer debajo de un árbol con el incansable gorgoteo del agua como ruido de fondo. Proponemos una ruta senderista por las cercanías de Montalbán, más concretamente por el barrio de Peñas Royas, en el que descubriremos unos paisajes muy frondosos gracias al río Martín que se divisa desde el mirador de El Portillo, así como las buitreras, todo ello coloreado con el rojo del rodeno. En el mismo recorrido y sin perder de vista el río, descubrimos otro de sus secretos, el barranco Tajar. Pero si prefiere el patrimonio, esa sección la hemos reservado para una de las joyas de Teruel, la iglesia de San Pedro, que aún conserva su planta originaria del siglo XIV, su torre mudéjar y en su interior, temporalmente, alberga las momias de los Amantes, sin pasar por alto las simbólicas pinturas que ocupan toda la estructura interior del templo. En fin, una gran cantidad de sugerencias que pueden ayudarles a completar sus vacaciones.


Con estos reportajes y otros que se despliegan ante sus ojos les invitamos a vivir el verano en la provincia de Teruel, a pasear por sus pintorescas localidades, a caminar por sus sendas, o quizá pedalear, conocer sus gentes, degustar su gastronomía, disfrutar de su clima... Todo un mundo de posibilidades, que como pueden observar, no se agota y en cada número se va ampliando y mejorando, descubriendo nuevos e interesantes parajes donde disfrutar con amigos, con la familia, en resumen, con quien usted prefiera.


Les recordamos que el Patronato de Turismo de la Diputación de Teruel sigue sorteando en nuestras páginas un fin de semana para dos personas en un hotel con encanto de la provincia de Teruel. Disfrutar de esta provincia es muy sencillo y si ustedes se dejan guiar por nosotros mucho más.